El camino del resentimiento a la paz interior

Ese sentimiento que nos recorre todo el cuerpo cuando creemos tener derecho a algo que se nos niega o cuando pensamos que merecíamos algo mejor que lo recibido. También nos envenena la sangre cuando alguien o algo se interpone en nuestro camino impidiéndonos la posibilidad de obtener lo que queremos.

Incluso cuando la vida nos da un revés y no sabemos cómo encajar esta circunstancia.

Lo que sí sabemos es lo que sentimos, una gran injusticia. Encontramos culpables y surge en nosotros un sentimiento de venganza incluso de ira.

¿CUÁLES SON LOS INGREDIENTES DEL RESENTIMIENTO?

Además del sentimiento de injusticia, debe existir una situación que impida nuestro reclamo o nuestra ira, con lo que digamos que “el veneno” se nos queda dentro del cuerpo y entramos en un pensamiento circular donde nuestros juicios y creencias nos atormentan:
¿Por qué? Si lo digo no me entenderán. Si lo digo las consecuencias de mis palabras serán peores

Es decir, el resentimiento es un estado de ánimo en el que nos oponemos a la situación en el que las cosas están actualmente y además pensamos que no podemos hacer nada para cambiarlo. No está en nuestra mano cambiar la situación. Nos convertimos en víctimas.

Esto implica que las posibilidades de acción por nuestra parte son nulas. El pasado reina sobre el presente y nos ciega impidiéndonos ver otras opciones de futuro.


Coaching en onda cero. KreaT
Coaching en onda cero. KreaT

Hablamos sobre el camino del resentimiento a la paz interior
Krea-T en Onda Cero

Primera parte

Segunda parte


El resentimiento puede aparecer en las circunstancias anteriormente comentadas, pero podemos decir que hay situaciones que generan su crecimiento y desarrollo.
Una de ellas son las situaciones donde la desigualdad de poder existe, por ejemplo en relaciones entre: padres e hijos, alumnos y profesores, cuando hay diferencias económicas, de competencia….

EL RESENTIMIENTO EN LAS ORGANIZACIONES

El resentimiento también está muy presente en las organizaciones de trabajo. Una mala comunicación entre sus miembros genera siempre resentimientos. Si la organización no hiciera nada por resolverlo,  ese estado de ánimo afectará sin duda alguna a su calidad y también a la  productividad de la organización, entre otros.

Los resentimientos pueden generar odios que en determinadas situaciones se puede apoderar de nosotros limitándonos la capacidad de acción .

¿QUÉ PODEMOS HACER?

¿Quien no se ha visto en esta situación?. Todos hemos pasado por este estado de ánimo y en muchas ocasiones hemos resuelto  con algunas de las siguientes fórmulas que a continuación exponemos.
La elección es nuestra…
La teoría es fácil,  es pasar del resentimiento a un estado de paz y aceptación…
Y esto ¿Cómo se hace?

Podemos utilizar la recriminación.  Esto supone desahogo, pero al otro le causará rechazo y la relación se deteriorará. Por este motivo no va a reparar nada de lo sucedido. Lo único que conseguiremos será “ventilar” nuestro estado de ánimo en ese momento.

Por otro lado podemos utilizar la figura del reclamo que generalmente sigue los siguientes parámetros:

  • Como siempre que tenemos que dirigirnos a alguien deberemos de buscar el momento para realizar la declaración del reclamo.
  • Una vez que comenzamos el reclamo comenzaremos con los hechos que justifiquen esta declaración.

A partir de este momento pueden suceder varias cosas:

    • El “culpable” se puede defender y puede ser que nos convenza y nos encontremos que estamos en un malentendido. Esto nos hará plantearnos cómo hacemos nuestras peticiones.
    • Quien creíamos responsable no lo es porque sí que cumplió… puede ser otra persona…
    • Si reconoce los hechos entonces le declararemos nuestro perjuicio y le haremos responsable de lo sucedido pidiendo una reparación por lo sucedido.
      • Si no aceptara: Entraremos en una negociación hasta llegar a un acuerdo.
      • Si acepta, ¡perfecto! Pasaremos de la fase de resentimiento a la de paz y aceptación de lo sucedido… Puede pasar que no exista reparación alguna al daño hecho. En este caso existe la figura del perdón.

EL EFECTO LIBERADOR DEL PERDÓN

El perdón libera más a quien lo da que a quien lo recibe, ya que al hacerlo cerramos conversaciones internas que nos anclan al pasado.
Por otro lado perdonar no significa olvidar.
El perdón se suele dar desde la compasión al otro, reconociendo su incompetencia y su ceguera ante la situación.
Hay personas que son solo capaces de perdonar si el otro muestra arrepentimiento.

Pero si ni el resentimiento ni el perdón nos vale, podemos cerrar nuestro resentimiento finalizando nuestra relación con esa persona.

Es importante que cuando existe resentimiento no permitamos que crezca, dejando o pactando un espacio para el reclamo y eliminando el temor de compartir estas conversaciones privadas.

Lo pasado no lo podemos cambiar. El estado de ánimo del resentimiento no es nada productivo, nos cierra opciones de futuro y despierta nuestros peores instintos. Como siempre desde Krea-T os animamos a que descubráis vuestra opción, aquella que os haga ser más felices.

¡Que tengáis un buen día en paz y armonía!


Krea-T ¿Quiénes somos?

En Krea-T tratamos diferentes ámbitos: Empresa, Educación, la parte Institucional tanto pública como privada y la personal. Contamos con nuestra experiencia profesional de más de 15 años en el ámbito de los RRHH y la experiencia docente. Acompañándonos en este bonito viaje, y colaborando mano a mano con nosotros, contamos con un nutrido grupo de profesionales que nos apoyan en las diversas áreas, para dar a nuestros clientes todo lo que necesitan.
Sara Martos RomeralSara Martos Coach asociada de ICF (International Coach Federation) y AECOP (Asociación Española de Coaching Profesional) y Diplomada en Graduado Social (Universidad de Valladolid). Con más de 12 años de experiencia como Técnico de RRHH en multinacionales y responsable del área de Compensación & Beneficios. Amplia experiencia en la elaboración, desarrollo y evaluación de planes formativos de empresa.
Noelia CórdobaNoelia Córdoba Coach (formación acreditada por ICF y AECOP) y Licenciada en Psicología (UCM) y Hogan Assessment Certificate. Con experiencia de más de 15 años en el área de RRHH, como Técnico Especialista y Responsable de área en entornos multinacionales, y en Consultoría especializada en Selección de Personal. Experiencia como Formadora y Coach en empresa privada y en el sector educativo (público y privado).
Rosa María Martos RomeralRosa María Martos Licenciada en Psicología (Universidad de Salamanca) y Diplomada en audición y lenguaje (Universidad Pontificia de Salamanca) Experiencia de 16 años como orientadora y profesora en Centro Educativo y de más de 16 años como Psicóloga en el ejercicio privado, trabajando estrechamente con los Servicios Sociales de instituciones públicas en áreas de formación de padres programas de prevención de drogodependencias, y en otras herramientas de desarrollo personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *